Extensiones lumbares de pie y tumbada

VIDA SANA  

La importancia de la "Lordosis"

Nuevo consejo de Jorge López, fisioterapeuta del Instituto de Columna de Alicante

30/10/2017 - 19:54

La causa más común de dolor de espalda y cuello es la mala postura, sobre todo asociado a las siguientes actividades: Sentarse durante mucho tiempo - Doblarse adelante repetidas veces durante mucho tiempo (normalmente en el trabajo) - Levantar objetos pesados - Estar de pie plantado. Igualmente el dolor de cuello aparece después de malas posturas en actividades como: Estar sentado mucho tiempo - Trabajar en una posición de tensión para el cuello (el ordenador, con el teléfono) - Estar tumbado o dormir con el cuello en una posición forzada.

Para poder entender qué es una buena postura se debe aprender qué es la lordosis. Es la curva natural en la columna en la zona lumbar y cervical. Se llama lordosis lumbar a la curva cóncava del final de la espalda, el "hueco" que hay por encima de las caderas. En el cuello la lordosis cervical es la curva que va desde la base del cráneo hasta los hombros. Cuando estamos de pie, la lordosis aparece de forma natural. Sin embargo se pierde cuando la zona lumbar se "redondea", como cuando nos sentamos o inclinamos el tronco adelante.

Por eso decimos que nuestra columna está diseñada para estar de pie, no para estar sentada. Al sentarnos y perder la lordosis lumbar, los discos y ligamentos de esa zona se ven sometidos a una presión constante durante horas que acaba por deformarlos. Esta situación se conoce como PROTRUSIÓN DISCAL. Si la deformación llega a un punto crítico el disco se rompe y el material acuoso del núcleo sale por la grieta formando una HERNIA DISCAL. El material que sale por la grieta irrita por contacto los ligamentos de las articulaciones vertebrales o los nervios en su salida entre cada vértebra. Éste es el origen del dolor lumbar o lumbalgia y del dolor que baja por la pierna o ciática.

Cuando tenemos grandes protrusiones o hernias se pierde la lordosis de forma continuada y además, se es incapaz de recuperarla o mantenerla voluntariamente durante mucho tiempo. Esto se conoce como rectificación o envaramiento. Es necesario recuperar la capacidad de volver a la lordosis y mantenerla en las actividades de vida diaria para recuperar la función de la zona y que el dolor desaparezca.

En estos casos se recomiendan ejercicios que activen los músculos extensores profundos de la columna lumbar y cervical, con lo ejercicios de MDT-McKenzie, como los aplicamos en nuestro centro.

Consulta más información en: Instituto de Columna de Alicante. Ctra. Ocaña, 65. Fisioterapia de alta tecnología. Tel.965 106 467. www.institutodecolumna.com