Miguel Campello

ENTREVISTAS  

82 Minutos con Miguel Campello

'Chatarrero': El excantante de Elbicho ahora cabalga solo

  Entrevista realizada a Miguel Campello (exvocalista de Elbicho) en la edición de diciembre de 2011, por Sergio Fernández. Durante 82 minutos nos cuenta su trayectoria profesional y sus proyectos de futuro. 

  Natural de Matola (Elche), se fue a Madrid y triunfó con Elbicho. Diez años y cuatro discos después empieza una nueva andadura en solitario con el disco Chatarrero, publicado a principios de este año. Ha sido un privilegio hablar con Miguel Campello, un cantante que a veces habla con la inocencia de un niño. Pero también un hombre con ideas muy claras, muy coherentes. No le gusta cómo está planteada la sociedad, no le gusta nada. Así que un buen día decidió irse a vivir al campo. En su finca, saca su agua de un pozo y su luz de placas solares. Valora el tiempo por encima de todo, y lo aprovecha para disfrutar de la vida y de sus hijos, algo muy presente en él y en su obra. El dinero no le importa, y no me suena a demagogia.

  Su estilo de vida respalda sus palabras. 'Hago dos o tres bolos para que la nevera se llene. Con 200 o 300€ es suficiente para eso'. Se enreda en las respuestas, y nos habla de política con cabreo. En un momento dado, como no se acuerda del nombre de la canción de Luz Casal que tanto le marcó, nos canta Lo eres todo. El jueves 15 de diciembre, Miguel Campello actuará en su tierra, en el bar Dos Ruedas.

 

Texto: Sergio Fernández


 

  Te entrevistamos porque vas a tocar en Elche... ¿Has tenido muchas oportunidades de cantar en tu ciudad?

 Intento no hacer conciertos donde vivo. Es que me pone muy nervioso tocar con la gente que conoces, los amigos, los padres y demás familia... Cuando vivía en Matola estaba el Directo, y ahí toqué. Luego hasta el primer disco de Elbicho no fui al Gran Teatre.

  ¿De dónde saca un tío de Elche ese acento tan andaluz, ese deje tan flamenco?

 No sé, eso es como el español que canta en inglés. Yo cuando hablo no hablo con ese acento, pero me crié en Pedro Juan Perpiñán, y ahí estaban los gitanos, con sus guitarras y su flamenco. En mi barrio nadie cantaba en ingles, se oía la copla, la rumba...

  Ahora vives en Águilas (Murcia) con tu mujer y tus dos hijos desde cinco hace años.  ¿Por qué ese cambio?

 Siempre he vivido en Matola, en el campo, nunca en la ciudad salvo cuando tuve que ir a vivir a Madrid. La primera razón fueron los niños, sí, y la segunda, por mi trabajo. Aparte de que un piso cuesta mucho, hacer música para los vecinos es hacer ruido, y es imposible no molestar. Mi trabajo es componer, tocar instrumentos, así que lo mejor era irse al campo con todo lo necesario para grabar un disco.

  ¿Cuál es la diferencia entre el Miguel de Elbicho y el Miguel 'chatarrero'?

 No les distingo musicalmente a la hora de subirme a un escenario. Quizás lo he notado a la hora de estar tranquilo componiendo el disco. Pero en directo no, porque aunque sea un disco tranquilo en concierto es muy diferente, le damos un punto más fuerte.

  ¿Por qué parar Elbicho en pleno éxito?

 Era necesario cambiar, era un momento en el que había que analizar la repercusión, y cada uno tenía que hacer lo que le apeteciera, estar con nuestras familias... Con Elbicho, todo lo que queríamos que sucediese, sucedió: premios, discos de oro... Soñar con más era casi pretencioso. De todas maneras, la luz roja de Elbicho sigue abierta, es una puerta que siempre estará ahí.

'Con ElBicho, todo lo que queríamos que sucediese, sucedió... Soñar con más era casi pretencioso'

  No ha habido muchos conciertos con Chatarrero, ni he constatado mucha promoción... ¿tan mal está la cosa?

 Pues si es que no toca nadie. ¿Quien hace giras por toda España? Pocos. Y yo necesito pasta para los músicos, para los 30.000 watios que necesitan los conciertos... Aquí en Águilas se gastan 40 millones en un auditorio, ¿para qué? No es que haya una programación indigna, es que no hay ni programación. ¿Qué lo hacen? ¿Para vacilar?

  Te veo calentito con los políticos... Pues en la prensa se está debatiendo lo de prescindir del Ministerio de Cultura...

 Lo que tendrían que quitar es el Ministerio de Llevárselo Calentito, el del Robo y el del Hurto. Luego el de la Cultura si quieren. Si es que si me presentara a unas elecciones ya tendría mensaje político: 'Voy a robar el 30% o el 40% menos', eso ya sería un mérito. Anótalo, ya que no puedo hablar con ellos porque no voy con traje y corbata, me gusta desahogarme aquí.

  Con este cabreo que tienes con la política... ¿qué opinas del 15-M?

 Pues todo ese movimiento está de puta madre, pero hay que llegar al final. Yo no puedo hablar mucho por mis circunstancias. No he podido estar ahí, tengo dos niños. Creo que aún tendríamos que estar sentados ahí, porque era una reivindicación necesaria. Pero es como si durante un mes estoy recogiendo oliva, la pongo en una cesta durante un mes y se me pudren. Y encima ahora Rajoy... Pero si es que España me da igual...

'Me siento un privilegiado, no sé qué hice en mi vida anterior porque todo está siendo muy agradable'

  ¿Cómo que te da igual España?

 A mí lo que me preocupa es la tierra, es el planeta entero. Se está cometiendo un genocidio en muchas partes del mundo mucho peor que el que ocurrió en la Segunda Guerra Mundial. La pobreza, las guerras que se hacen con nuestras armas... Yo es que paso, no quiero pertenecer a esto. Por eso me cojo mi familia y me voy al campo.

  Volvamos al disco. Tú y y tu mujer habéis hecho los videoclips del álbum. Pero es que también se lo habéis hecho a Luz Casal para su single Un ramo de rosas.

 No es una producción grande, sólo somos nosotros dos a la hora de grabar. Lo hicimos muy tranquilos, en un ambiente muy familiar. Para nosotros ha sido, imagínate... Luz es algo muy importante para mí desde pequeño. Sobre todo desde que tuve una época muy jodida y una canción suya me ayudó. [canta el principio de Lo eres todo]

  ¿Cómo han ido las actuaciones con Carmen Llinares?

 Muy mágicas... No sabía qué iba a pasar con Elbicho y he tenido la suerte de conocer a gente como Luz, la mayor rockera de este país, porque siempre ha hecho lo que le ha dado la gana. Y Carmen igual, una mujer en el flamenco como ella no hay. Me siento un privilegiado, yo no sé que hice en mi vida anterior porque salvo algunas cosas todo está siendo muy agradable.

  Tino y tú habéis colaborado con Médicos sin Fronteras en un disco impulsado por Alejandro Sanz y Javier Limón. ¿Qué tal ese trabajo?

 Sí, es un proyecto suyo para Médicos Sin Fronteras, el disco se llama Generación positiva.  Han participado muchos artistas, como Antonio Carmona. Tino Di Geraldo tenía que producir un tema y me lo pasó para ponerle la letra y cantarlo. Es muy bonito que te dejen participar en algo así.

  Y para terminar, me han dicho que estás ya trabajándote un segundo disco...

 Tenemos ya las canciones maquetadas en el estudio de casa. Como este año ha sido tranquilo, he hecho la cabaña de ramas y un disco. Me gustan los conciertos, mucho, pero grabar me encanta. Ahora Tino y yo subiremos a un estudio de Asturias a grabarlo.