ENTREVISTAS  

Delafé y las Flores Azules (ya sin Facto...)

Actúan ahora, les entrevistamos ayer

08/10/2010 - 12:33

Texto: Sergio  Fernández //Fotos: Music Bus 

Track 4

  (Léase, cántese, Modo Delafé, Mar, el poder del mar). Facto, Delafé. Las Flores Azules. Acompañan la mañana por las calles de tu vida, Barcelona es Alicante si la luz es este sol. Luz. Muerde la bici, sube sin manos, invéntate un viaje si ves un avión, siéntate en la plaza 102. Camina hacia la playa, crema solar, mira a los ojos del Monstruo de las Ramblas, esa sonrisa, esa. Acaricia el violín, dibuja tus acordes en un lienzo sin fin, tatúa tu nombre en el viento desde un acantilado. ¿Has probado darle un beso al mar? Esto no se para. España (no) se ha quedado en cuartos... de la Eurocopa. Un café en la terraza, el invierno fue frío pero fue mío, ya se acaba, ya llega, la luz de la mañana. Vivan las noches, el sol, la sal en tus labios. La luna llena a finales de julio. Las miradas que gritan silencios, las alas de plata. Susurra esas eses, se oye un piano, imagina una clara. Estaremos muertos toda la eternidad, no queda otra: dale gas. Cierra los ojos un minuto, que te llevo a un lugar, a una persona, todo un país. Óscar. De-la-fé.

  Que sí, que sí, que bien. Escuchar mil veces los dos discos de Facto Delafé y Las Flores Azules (Vs El Monstruo de Las Ramblas y La luz de la mañana) tiene esto. Hasta hablando se te escapan las comas, las palabras se pierden entre el humo de una canción preñada de versos recitados. Son tres los miembros del grupo: Marc Barrachina (bases, coros, producción), Helena Miquel (voz y coros) y Óscar Daniello (voz, letras), con el que empezamos una entrevista que a los 45 minutos se disfraza de amistad. Decidieron llamarse Facto Delafé y las Flores Azules (¡sic!). Desde luego, el nombre no se les ocurrió en una noche de borrachera... 

  • [Risas] "Son pseudónimos. Marc es Facto, el hecho: las bases, la producción. Yo soy Delafé, porque esto es un acto de fe. Soy las palabras, el mensaje positivo. Las Flores Azules es la voz de Helena, la melancolía, lo azul".

  Si el lector no conoce a este grupo, le pediría que no lo juzgara por la pomposidad del nombre. Le sugeriría un viaje a Myspace.com, barra factodelafeylasfloresazules. Y seguir leyendo mientras los escucha, porque de lo contrario, va a ser difícil hacerle entender cuál es su propuesta. Podemos hablar de Facto y sonido ambiental, pop, electrónico, hip hop... Me cuesta imaginar cómo Óscar explicó a su madre qué música hacía con su banda, que lanzaba primer disco en 2005.

  • [Risas] "Se lo puse, le puse el disco. Es complicado definir nuestro estilo. Para mí es una especie de rap con toques de pop. Algunos han dicho que es emo-rap porque hacemos un rap emotivo. Yo creo que es pop, y también soul, aunque no tenga nada que ver en la forma, pero sí en el mensaje, en el concepto".

 "EL HIP HOP ES UN FENÓMENO MUCHO MÁS RICO QUE EL RAP DE GÁNGSTER, QUE ES LO QUE HA LLEGADO AQUÍ"

 

  Pues eso: que más vale que el lector los esté escuchando mientras se desliza por estas líneas. Porque sin duda se trata de una iniciativa melódica totalmente diferente, empezando por un uso del hip hop con mensaje vitalista, donde predomina la quietud, alejado de agresividades vacuas.

  • "Nos gusta el hip hop de finales de los '80 y principios de los '90. Grupos como De La Soul, Pharcyde, Jungle Brothers... tenían un mensaje hippie, funky. El hip hop es un fenómeno mucho más rico de lo que llega aquí, que es el rap de gángster".

  Pero de este planteamiento, intuyo, se deshilachan referentes que van más allá de la propia música. No sé qué tipo de espectáculos, literatura, viajes o filosofías asientan las bases de estas sensibilidades. 

  • "Es la escuela de la vida. Estas canciones no parten de una habitación. Me fui con 21 años a estudiar a Inglaterra. Ya entonces la música era mi vida: era dj, tenía un programa de radio, escribía para la Rock Sound, había empezado con el grupo Mishima, me encantaban el pop y el rock... Pero estaba atrapado. Acabé viviendo en Hackney, un barrio jamaicano, y fue empezar de cero. Allí comprobé que la gente escuchaba muchísimo funky o reggae, no lo podía imaginar. Además, me robaron todos mis discos en el piso, así que empecé a comprar nuevos géneros: Marvin Gaye, James Brown..."

  Óscar volvió a Barcelona con otra actitud, con otra mentalidad.

  • "Redescubrí la ciudad, escribí sobre ella, escribí sobre la chica que me había dejado, sobre la chica que me había encontrado. Pero partiendo de la música negra: sin rencor, no como Los Planetas". El catalán conoció entonces a Marc Barrachina , "que estaba haciendo bases" y más tarde se incorporó Helena. El resultado: dos álbumes en los que Óscar no sólo canta, sino que compone unas letras llenas de amor por lo cotidiano, pura energía y auténtica felicidad. Positividad en su más alto grado.

  • "Es un poco de autoterapia. Quiero disfrutar de lo cotidiano porque lo sufro mucho. No somos exactamante lo que cantamos, pero intentamos tener conciencia de que estamos vivos".

  Y en contraposición a la evasión que supone la noche en los bares, FDFA hace hincapié en la luz de la mañana como motor de inicio para un nuevo y constante comienzo.

  • "La mañana es una nueva oportunidad, es renacer, el principio de un nuevo ciclo. Cada mañana te puedes reinventar, y por eso teníamos la necesidad de hacer esta oda a la luz".

  En sus canciones se desprende un deje hip hop acompañando esos versos que Óscar recita más que canta. ¿Por qué?

  • "Por incapacidad. Si tuviera la voz de Morrisey, hubiera cantado en Facto. Pero no es el caso, así que bastante tengo con haber sacado un disco en el que se oye mi voz. Menos mal que Helena canta muy bien. Lo mío es expresar, el baile, crear un directo energético".

 Tengo especial debilidad por su forma de recitar en Enero en la playa: la letra, el piano... Sus voces me han hecho viajar tanto que sólo puedo darle las gracias.

  • [Silencio] "Joder... es que... Muchas gracias a ti por decirme eso. Cada vez que alguien nos dice algo así es maravilloso. No sabes lo afortunado que me siento. En esta canción, donde los protagonistas deciden no ir a trabajar, hablo de todos los tópicos del mediterráneo: el gazpacho, el frisbee, la playa... Luego, cosas como lo de las alas de plata lo escribes sin pensar, porque todo va fluyendo".

"LA MAÑANA ES UNA NUEVA OPORTUNIDAD, EL PRINCIPIO DE UN NUEVO CICLO. ESTE DISCO ES UNA ODA A LA LUZ."

   Otra propuesta original de Facto: sus videoclips. El que más impresiona es el de Mar, el poder del mar, un plano secuencia de unos tres minutos donde Óscar pedalea sin apoyar las manos, cantando, hinchando un globo, cogiendo una guitarra...

  •  "Lo repetimos 30 o 40 veces. Es una canción muy cursi, teníamos que rodar un videoclip con sentido del humor. Había 600€ de presupuesto para hacerlo, que eso no es nada, así que cogimos la pasta y nos pegamos una comilona. Luego me subí a la bici, y con una cámara y dos coches hicimos el vídeo."

  Entre la música y los vídeos que se curran no me extraña que Bigas Luna les llamara para la BSO de La Juani.

  • "Fue por su hija, que es superfan del grupo. Bigas nos dijo que encajábamos para el subconsciente del personaje. Compusimos la música sobre guión. Qué nervios, qué miedo, la canción de La Juani. Pero aunque costó un poco, fue muy bien".

  Tiempo después de publicar Mar, el poder del mar, el single apareció en la cabecera de Hormigas Blancas y más recientemente en el anuncio de El Corte Inglés.

  • "Esas cosas no las entiendo pero me dejo convencer porque no hay pasta para promoción. Lo de El Corte Inglés sí me gustó más".

  Y hasta aquí, un trocito de Facto Delafé y Las Flores Azules. Como decíamos: que vivan las noches, el sol, la sal en tus labios. Los fuegos artificiales en las playas del olvido. La reconstrucción diaria. De plata la medalla del subcampeón. Esto no se para. No parará •