Fangoria

ENTREVISTAS  

Entrevista a Fangoria

Canciones de ayer, fabricadas hoy

20/07/2011 - 19:11

  Entrevista realizada a Alaska en la edición de marzo de 2011, una de las impulsadoras de la Movida Madrileña. Responde a nuestras preguntas con motivo del 20 aniversario de Fangoria y lanzamiento de su enésimo disco. 

Texto: Sergio Fernández


  Han dicho de ella que inventó la modernidad en España. Es uno de los rostros principales de la Movida Madrileña. Para los hoy treintañeros, fue la cara de las mañanas de los sábados donde La Bola de Cristal acompañaba nuestro desayuno. Ha vendido millones de discos desde que empezara su carrera, se ha desnudado en contra de las corridas de toros, y lo mismo la ves en Buenafuente que con Jiménez Losantos. Alaska es tantas cosas que no sabes qué preguntarle. El año pasado sacaba, con su inseparable Nacho Canut, (trabajan juntos desde 1977) el enésimo disco de Fangoria, ahora que el grupo cumple 20 años. El paso trascendental del vodevil a la astracanada es un resumen de su dilatada trayectoria, que además de incluir un deuvedé sale con tres cedés: Vodevil (con los 22 singles de Fangoria), Astracanada (éxitos de Alaska en su época de Pegamoides y Dinarama) y Sainete (versiones y rarezas). Canciones de ayer que han vuelto a ser fabricadas por los Fangoria de hoy. El sábado 9 de abril actuarán en el Festival Vinalopop de Elche, pero antes Alaska responde a nuestras preguntas.

 

Veinte años de carrera con Fangoria bien merecen una antología con tres cedés. ¿Teníais ganas de mirar hacia atrás por esa efeméride?

 • Bueno, en realidad no lo hemos hecho por ese motivo. Ahora tenemos 22 singles de Fangoria, es decir, ya es un grupo consolidado. Antes parecía que sólo había éxitos de Dinarama, pero ahora Fangoria tiene los suyos. Así que ahora que nos va bien es un momento estupendo para volver a grabar temas como A quién le importa o Ni tú ni nadie.

  Qué título tan magnánimo, el elegido para este repaso a vuestra trayectoria: Paso trascendental del vodevil a la astracanada. ¿Cómo se os ocurrió?

 • Ese título viene de algún teatro de mediados del siglo XX. No es exactamente así porque nosotros le hemos dado una versión diferente al título. Le pusimos ese nombre porque cuando publicas un disco de este tipo siempre queda algo pomposo, y queríamos darle un toque de humor negro: una astracanada es algo cómico llevado al extremo, con un punto surrealista.

  Decís que al retomar las canciones más antiguas no habéis sentido nada en especial. Qué poco nostálgicos...

 • No, porque son nuestras. Si me hablas de canciones antiguas de Bowie, por ejemplo, entonces sí. Con las canciones de otros me puedo poner nostálgica, pero no con las nuestras, porque una canción propia forma parte de un proceso.

  Despojados de la melancolía, ¿fue fácil seleccionar los temas de Pegamoides y Dinarama?

 • Sí, muy fácil. Nacho y yo hicimos una lista, cada uno por su cuenta, y al ponerlas en común vimos que prácticamente teníamos las mismas canciones. Hemos elegido las más fáciles de grabar o las que hemos considerado más interesantes. Hubiera sido más difícil si lo hubiéramos hecho por singles.

  En Astracanadas han intervenido productores que han colaborado con vosotros en los últimos años: ¿Qué fue lo que les dijisteis para empezar a  trabajar?

 • Que teníamos que grabarlas como si fueran nuevas. Era un poco injusto para todos menos para Sigue Sigue Sputnik, porque ellos no habían escuchado las canciones. Tanto Carlos Jean como Neal X y Toni han escuchado esas canciones desde pequeños, y ya tenían un modo de verlas, era más duro deshacerse de sus prejuicios.

  Nacho y tú lleváis trabajando juntos desde el 77. ¿Cómo lo hacéis para estar siempre en la misma onda musical?

 • Antes era más complicado porque no estábamos solos y además, hace años no teníamos tantas cosas en común como hoy. De todas maneras no sé cómo explicártelo... Es suerte, como pasa con las parejas sentimentales. Si al cabo de un tiempo de estar juntos uno de los dos quiere tener un hijo y el otro no, probablemente se separen. A nosotros no nos pasa eso, quizás por selección natural, porque después de 20 años seguimos juntos.

  Eres un icono transgeneracional y has vendido millones de discos para estar en el underground, pero te declaras de 'clase media' en esto de la música.

 • Es que nuestras cifras de ventas, aunque son buenas, son muy discretas en comparación con otros. A veces hemos tenido más presencia en el mainstream, a veces menos. De todas maneras no entiendo muy bien lo del mainstream, porque cualquier canción pop podría estar dentro, no sé, temas como los de Ellos o La Prohibida podrían estar ahí perfectamente y no están.

  Como decías, habéis tenido épocas de una presencia mediática más discreta. ¿Cómo vivisteis la década de los 90?

 • Es muy amable que digas 'discreta'... En esa época no teníamos discográfica, apenas hacíamos conciertos, teníamos que sacarnos nuestros propios discos. En ese momento creíamos que era nuestra culpa, pero ahora pensamos que fue algo más general, con aquella crisis en el 93 y en el 94. Éramos parte de algo que estaba pasando, pero luego llegó otra etapa, cuando el sello Subterfuge nos publicó Una temporada en el infierno.

  ¿Alaska en la intimidad piensa de la misma manera que la proyección pública de Alaska?

 • Sí. Siempre que sale alguien por la televisión tenemos prejuicios, pero tanto Nacho como yo tenemos algo feo, y es que venimos del punk, es decir, hay sinceridad en todo lo que hacemos. Las divas o las folclóricas dosificaban su información, decían algo y ocultaban lo otro, pero el punk rompió con todo eso.

  Ahora que hablas de las divas... ¿Por qué sientes esa pasión hacia ellas? ¿Qué hace que una mujer como Alaska adore a una mujer como Belén Esteban?

 • Pues con gente como Sara Montiel o Raphael, al conocerles he corroborado lo que sentía antes. Son gente espectacular. Belén Esteban me gusta porque se desenvuelve en la televisión como si fuera su medio natural, cada expresión te dice algo, sus gestos... Ese tipo de gente no se ha formado para hacer lo que hace pero comunica.

  Lo mismo te entrevista Federico Jiménez Losantos que Andreu Buenafuente. De hecho has trabajado con Losantos y eso ha causado cierta controversia en algunos de tus fans... En un país cada vez más polarizado y sectario, ¿se puede ser amigo de todo el mundo?

 • No creo que se pueda ser amigo de todo el mundo, más allá de esa polarización. De todas maneras se podría invertir la pregunta: ¿por qué no me llaman para colaborar en otros medios? Porque yo voy donde me llaman y me hacen sentir bien. Hace años me decían: 'Te llaman de ARCO porque se quieren reír de ti'. Pero nunca he sentido eso donde me han llamado y siempre he podido decir lo que pensaba.

  ¿Podrías decirlo como política?

 • No, no podría. Para ejercer de político hay que ser mucho más pactista de lo que yo soy. En un partido hay muchas reglas, es normal, pero muchas veces las personas que lo componen no están de acuerdo con las reglas que impone ese partido político, o con algunas de ellas. También pasa con otro tipo de adhesiones, ¿por qué un cristiano no puede estar a favor del orgullo gay?

  Te desnudaste para protestar contra las corridas de toros. ¿La tradición lo puede justificar todo?

 • Es que entonces seguiríamos viendo bien el maltrato a la mujer, o los niños seguirían trabajando. Todo por tradición., Yo cuando hago este tipo de reivindicaciones no es para convencer a un torero, es para abrir debate y que el mensaje llegue a gente que a lo mejor no se lo ha planteado.

  No puedo hablar contigo sin mencionar La Bola de Cristal. ¿Cómo reaccionaría hoy la generación Nini ante un programa así?

 • Hoy ese programa no pasaría la censura, teniendo en cuenta que sólo hay un tipo de censura: la audiencia. La bola llegó en el mejor momento que podía llegar, fue creciendo, mejorando... Ahora la tele vive de la inmediatez del éxito y no tendría cabida.

  Has dicho que te parecería divertido organizar un festival de música o al menos tener un escenario de un festival donde programar. ¿A qué artistas convocarías?

 • Uys, es que para eso voy a ser muy endogámica. A La Prohibida, Silvia Superstar, Las Nacys Rubias, Baby Horror, Los Planetas, Ellos, The Cramps o Marc Almond.

  ¿Para cuándo nuevo disco de Fangoria?

• Pues no quisiéramos grabar hasta, por lo menos, finales de 2012.