Telephunken

ENTREVISTAS  

Telephunken

Diez años con ellos

  Telephunken cumple diez años en 2010 y Alicante es una de las primeras plazas donde podremos ver la evolución de un grupo en el que Ernesto Sánchez lo es todo. El zaragozano lidera la banda de música, pero también realiza otros shows como su Live Dj Set (con proyecciones, saxo, trompeta, batería y bajo), y desde luego, conquista todas las salas de baile como dj en solitario. Ernesto es Telephunken y Telephunken es fusión ecléctica: una divertidísima mezcla de funk, música latina, jazz o raggamuffin, aderezado con un fondo break. La dilatada trayectoria de Telephunken empieza en 2000, aunque Ernesto había sido antes cantante y guitarra de Nothing, grupo que llegó a publicar dos discos. Precisamente durante la grabación en Londres del segundo álbum de Nothing, Sánchez descubrió allí una hornada de artistas que nada tenían que ver con lo que se había creado hasta ese momento: así entraron en su vida dj’s tan potentes como Fatboy Slim o Chemical Brothers. A partir de ese momento, Ernesto se convirtió en Dj Telephunken, cambiando la guitarra por los platos.

 

 Telephunken es una banda de música, un dj con live set y un dj en solitario… ¿En qué se diferencian los espectáculos?

 • Pues con el grupo vamos toda la banda, como dj voy yo solo y en el Live hacemos proyecciones. Disparo música e imágenes a la vez, así que me convierto en una mezcla de deejay y videojockey. Es un espectáculo donde no sólo estoy yo con las máquinas, me acompañan normalmente bajista, batería, saxofón y trompeta. 

 

  A Mint Clubs vienes solo, sin el live… ¿Cómo será la sesión?

 • Pues hace poco la he cambiado, así que habrá novedades. Normalmente uso ups y bootlegs, pero para las sesiones no sólo utilizo música de otra gente, también hay adaptaciones, con canciones de la banda o que yo creo exclusivamente para pincharlas. Ésa es la gran diferencia con respecto al grupo, aunque el estilo musical sigue siendo parecido. No hay nada conceptual, hay también canciones de música disco conocida mezcladas con ritmos distintos.

 

 ‘NO SOMOS INDIES, NI SOMOS HIP HOP, NI FUNKYS, NI NADA. SIMPLEMENTE ESTAMOS AHÍ, EN MEDIO DE TODO ESO’

 

  Mientras grababas el segundo disco de Nothing en Londres a finales de los 90 te transformaste en el dj que eres hoy. Dicen que fue al ver a Jon Carter.

 • En realidad no fue por Jon Carter. Como estábamos grabando el disco en Londres, por las noches nos llevaban a los clubs nuevos que estaban apareciendo en la ciudad. En ese momento estaban empezando Chemical Brothers, Fatboy Slim, y era algo muy novedoso, toda esa mezcla de electro, con rock, con hip hop…

 

  De hecho se te compara constantemente con Fatboy Slim. Pero, ¿a qué crees que debe este éxito Telephunken? ¿Cuál es la clave para gustar tanto?

 • Buf… Pues lo que te acabo de decir. Toda esa mezcla de estilos que ahora aplico yo y que permite estar tocando un día en el FIB, otro con Los Planetas y al siguiente con Dave Clark, por ejemplo. No somos indies, ni somos hip hop, ni funkys, ni nada. Simplemente estamos ahí, en medio de todo eso.

 

  Otra cosita a destacar en tu carrera es la inclusión de algunos de tus temas en pelis como Gente Pez o Sexy Killer. ¿Qué tal esa experiencia? ¿Te han propuesto algo en ese sentido para este año?

 • Por la música que hacemos siempre hemos trabajado para anuncios, programas de televisión… Es una música que no siempre tiene voz, y si se canta es en inglés, así que es muy propicia para estas cosas… Así que normalmente trabajamos en publicidad, cortos hemos hecho muchísimos y lo de las películas es un paso más. Para el año que viene hay algún proyecto, pero ya sabes que estas cosas no se pueden decir, jeje.

 

  ¿Cómo te inspiras cuando te hacen un encargo así?

 • Normalmente me pasan imágenes, o un storyboard. El director me dice si quiere una música oscura, o divertida, o lo que sea, y a partir de ahí empiezo a trabajar. Pasado un tiempo, yo ya tengo algo y el director viene con imágenes más definitivas, así que matizamos lo que yo he trabajado.

 

  ¿Y para hacer un disco en el que partes de cero?

 • Siempre estoy haciendo música, así que nunca parto de cero, ni tampoco con una idea predeterminada. Como mínimo estoy siempre con los ritmos, me pongo y es automático, no me planteo nada.

 

 ¿Cómo describirías la evolución de la música desde que empezaste hasta ahora?

 • Pues sobre todo destacaría el salto tecnológico brutal al que hemos asistido durante estos diez años. Hemos pasado de ir al estudio y grabar lo que tienes en unos días, a contar con un equipo en casa y tener la libertad de grabar a las cuatro de la mañana algo que se te ha ocurrido.

 

  Tu último disco, Que viva el ritmo!!!, ha sido muy celebrado en el extranjero. ¿Te sientes más valorado fuera de nuestras fronteras?

 • Creo que estamos más valorados fuera, sí. Quizás por haber puesto flamenco en el disco se nos requiere más en el extranjero, porque siempre hemos hecho una mezcla de 100.000 sonidos, pero nunca habíamos puesto flamenco. También gracias al Myspace y en general al tipo de música que hacemos, que es más internacional y por lo tanto más fácil de exportar.

 

‘QUIZÁS POR HABER PUESTO FLAMENCO EN EL DISCO SE NOS REQUIERE MÁS EN EL EXTRANJERO’

 

  Hace nada estabais de cabezas de cartel del Famufest de Praga, en marzo te vas de gira europea por varios países y además os han llamado para el South by Southwest 2010 (EE.UU) y el Canadian Music Week (Canadá). Parece que va a ser tu año…

 • Nunca nos habían llamado tanto como hasta ahora. Lo de Praga fue espectacular y lo del South… Siempre hemos estado mandando discos a este festival de Texas y nunca nos lo pillaban. Ahora, con el nuevo disco, nos lo han seleccionado a la primera. Y encima nos vamos de gira por Europa, así que estamos muy contentos.

 

  Todo esto ocurre el año en el que Telephunken cumple diez años. ¿Algo más para celebrarlo?

 • En la gira que vamos a hacer este año por todo el mundo nos llevamos un documentalista que va a grabar la gira en alta definición. Queremos hacer como un película con todas las imágenes, no sólo de los conciertos, sino de los viajes, de cómo hacemos las cosas, el backstage…