Faja lumbopélvica natural

VIDA SANA  

¿Cómo funciona nuestra faja lumbopélvica de seguridad natural?

Nuevo consejo de Jorge López, fisioterapeuta del Instituto de Columna de Alicante

26/09/2017 - 12:48

Actualmente sabemos que para el correcto funcionamiento de nuestra columna lumbar, necesitamos de un  conjunto de músculos poco conocidos. Se conoce como Unidad Interna a la capa de músculos del tronco más profunda. Su función es mantener estable la columna al sostener carga. Es nuestra "faja o cinturón de seguridad natural".

Los músculos que la forman son:

(A) Transverso Abdominal y fibras profundas del oblicuo abdominal interno

(B) Diafragma

(C) Multífido profundo

(D) Musculatura del suelo pélvico

Dichos músculos se activan para estabilizar las vértebras y pelvis cuando movemos un peso. Está demostrado que en el dolor crónico o recurrente de espalda existe una debilidad o retardo de dicha contracción. Esto provoca micromovimientos incontrolados entre las vértebras, inestabilidad intervertebral, originando las protrusiones y hernias discales con el paso del tiempo.

La correcta estabilización de la columna mediante la contracción muscular de la Unidad Interna se consigue gracias a tres fenómenos:

1. TENSIÓN DE LA FASCIA TORACOLUMBAR.

La fascia está formada por la red de membranas que envuelven la musculatura de la espalda, desde la pelvis hasta los hombros. Al contraerse, amortigua y  transfiriere la fuerza entre músculos y ligamentos durante la inclinación anterior del tronco o al levantarse desde esa posición.

2. EL AUMENTO DE LA PRESIÓN INTRA-ABDOMINAL.

Al levantar un objeto pesado, la carga se transmite hacia abajo a través de la columna hasta las piernas (A), el transverso abdominal y fibras posteriores del oblicuo interno deben meter el ombligo hacia adentro. Esto empuja las vísceras hacia arriba contra el diafragma y hacia abajo contra el suelo pélvico produciendo un aumento de la presión intra-abdominal. Si a la vez se contiene la respiración (cosa que hacemos instintivamente para levantar un peso), dicha presión aumenta al estar el diafragma muy tenso. Esta presión tira de las vértebras lumbares (B) descomprimiendo los discos un 40%. Esto se denomina efecto pistón.

3. EL EFECTO HIDRÁULICO AMPLIFICADOR.

Incrementa la fuerza de los músculos de la espalda un 30% gracias a que los músculos mutífidos forman un cilindro estanco a cada lado de las vértebras. Cuando la musculatura se contrae, este cilindro muscular favorece la extensión de la columna, como una manguera al llenarse de agua y levantarse del suelo.

CONCLUSIÓN: Está demostrado que activar y fortalecer los músculos de la Unidad Interna es lo más eficaz en la recuperación y prevención del dolor lumbar, por encima de cualquier tratamiento pasivo (electroterapia, masaje, etc...).

Consulta más información en: Instituto de Columna de Alicante. Ctra. Ocaña, 65. Fisioterapia de alta tecnología. Tel.965 106 467. www.institutodecolumna.com