Dolor de cuello en las vacaciones de verano

Vida Sana  

Dolor de cuello en las vacaciones de verano

Consejos de Jorge López, fisioterapeuta del Instituto de Columna

27/07/2016 - 13:31

Llega el verano... y el dormir mal por la noche, dando vueltas en la cama, el aire acondicionado en la oficina, y también los largos viajes en coche, cargar con maletas y demás placeres estivales. Esto hace que más frecuentemente se sufran episodios de cervicalgia, o sea dolor de cuello, ya sea en sus variantes de tortícolis o wry neck, esto es quedarse con el cuello torcido, o bien con dolor que irradia hacia el brazo, lo que se conoce como cervicobraquialgia.

LAS CAUSAS

Normalmente, en esta época del año tendemos a adoptar peores posturas, bien durante el día, con los viajes en coche o cargar maletas o niños, o durante la noche, porque damos más vueltas en la cama, a veces no la habitual, y acabamos con la cabeza en una posición forzada y estamos tan cansados que no nos damos cuenta hasta el día siguiente. Acostarse con una copa de más después de una noche de terracitas también tiene este efecto ya que el alcohol inhibe el reflejo inconsciente del cambio postural. Los cambios de temperatura en la superficie del cuello, consecuencia, o bien del aire acondicionado, o de que se nos enfríe el sudor por una corriente de aire, también des encadena un problema cervical, conocido como "tortícolis a frigore".

LAS CONSECUENCIAS

Nos levantamos por la mañana y en un pequeño movimiento notamos un" click" en el cuello que hace que se quede bloqueado en una posición y nos resulte imposible girar la cabeza hacia el otro lado.

LAS SOLUCIONES

Lo más adecuado es la prevención: interrumpir las posturas forzadas regularmente (cada dos horas como máximo), aprovechando para estirar la musculatura durante 10-15 segundos suele ser sufi ciente. Así como evitar colocarse en zonas con corriente de aire o con el aire acondicionado directo sobre el cuello o espalda. Una vez nos hemos "enganchado", lo más adecuado es tratar de descomprimir las articulaciones cervicales, con la maniobra repetitiva de retraer el cuello, en series de 8-10 movimientos cada 1-2 horas. Aunque al principio moleste, ganaremos capacidad de movimiento y bajará el dolor conforme pasen las horas. Aplicar calor local (almohada eléctrica, bolsa de agua caliente o similar) suele ayudar a disminuir el espasmo muscular. Con 15-20 minutos en aplicaciones repetidas a lo largo del día suele ser suficiente.

Y si esto falla acude a un fisioterapeuta...mejorará tu verano.


Más info en: Ctra. Ocaña, 65. Alicante. Fisioterapia de alta tecnología

Tel. 965 106 467 - www.institutodecolumna.com