¿Está relacionado el cambio de tiempo con el dolor de espalda?

Vida Sana  

¿Está relacionado el cambio de tiempo con el dolor de espalda?

Nuevo consejo de Jorge López, fisioterapeuta del Instituto de Columna

10/04/2017 - 12:32

Es una creencia muy arraigada que los cambios de tiempo pueden afectar al dolor de las personas, incluso que se puede predecir que va a cambiar el tiempo por el dolor de espalda, de una vieja cicatriz o alguna antigua lesión. La explicación habitual es que los cambios en la presión atmosférica, provocan que los receptores nerviosos en las articulaciones se irriten y eso desencadena el dolor.

Sin embargo, en los últimos años se han publicado numerosos estudios analizando la relación entre los cambios de tiempo y el dolor. Estas investigaciones suelen consistir en un gran grupo de individuos con dolor agudo o crónico de espalda, artrosis en rodillas o alguna enfermedad inflamatoria, y se les pide que registren su dolor durante un espacio de tiempo concreto, y luego se comparan dichos registros con los datos del tiempo atmosférico durante los mismos días. Suelen analizarse variables como la presión atmosférica, la temperatura, la humedad, el viento, etc.

En ninguno se ha demostrado correlación estadísticamente significativa entre los datos atmosféricos y las variaciones de dolor en los grupos estudiados. Es decir, sorprendentemente, no parece que haya una relación directa entre los cambios de tiempo y el dolor de espalda. Entonces, ¿por qué muchas personas relacionan esos cambios con empeoramiento de sus dolores? Para encontrar una explicación plausible hay que recurrir a un reciente concepto acuñado por la neurociencia: la sensibilización central.

Este concepto hace referencia a los cambios que ocurren en las neuronas del sistema nervioso central (tanto en la médula espinal como en el cerebro) en algunos individuos, cuando se sufre un proceso doloroso. Conforme más tiempo se padece dolor (aunque en algunas personas puede empezar muy pronto), se altera la química de los nervios, médula o el cerebro, volviéndose más irritables, desencadenando fácilmente dolor, hasta que incluso leves estímulos indoloros lo desencadenan por exceso de sensibilidad.

Esto, denominado alodinia, es muy similar al dolor en los dientes ante un estímulo frío, que sólo a algunas personas les provoca dolor. Así, los cambios de tiempo u otros estímulos como el estrés, el estado de ánimo, etc. Podrían disparar el dolor de espalda en dichos casos. Su tratamiento más efi caz es el ejercicio terapéutico, exponiendo el sistema nervioso a estímulos diversos, desensibilizándolo progresivamente. También técnicas como la pedagogía del dolor o la atención plena (mindfulness) ayudan.

Más info en:

Instituto de Columna de Alicante. Ctra. Ocaña, 65. Alicante.

Fisioterapia de alta tecnología. Tel. 965 106 467

www.institutodecolumna.com