Imágenes ilustrativas del artículo

VIDA SANA  

Malas posturas, dolores cervicales y degeneración discal

Jorge López, fisioterapeuta del Instituto de Columna, nos ayuda a prevenir y tratar

04/05/2016 - 19:07

Lanzamos esta nueva sección con la intención de informar y aprender a cuidar nuestro cuerpo contando con los consejos de profesionales, que cada mes, nos mostrarán una pequeña parte de su sabiduría para mejorar nuestra calidad de vida. Este mes comenzamos con el Instituto de Columna de Alicante, que ha hecho posible que uno de los componentes de nuestra revista (Óscar García, el director) pueda llevar una vida más saludable tras una operación de hernias discales y sucesivos tratamientos fallidos. Es por esto que Üalà recomienda que toméis buena nota de lo que aquí se comenta y que no dudéis en contactar con este centro.

Recientemente se ha publicado un estudio realizado por Kenneth Hansraj, jefe de cirugía y rehabilitación de columna del Hospital de Nueva York, que demuestra que mantener la cabeza con el cuello completamente flexionado (como cuando miramos o escribimos con el móvil) equivale a una presión de 12-27 kg en las cervicales bajas (C4-C7). Si tenemos en cuenta que un adulto pasa entre 2-4 horas al día en esa posición mientras maneja el móvil, tablet, etc, acumulamos un total de 700-1400 horas al año con esa carga extra en el cuello. Algunos estudios muestran que los adolescentes pueden llegar hasta las 5000 horas/año en estas malas posturas.

FLEXIÓN CERVICAL Y DEGENERACIÓN DISCAL

Diversos expertos han demostrado que los discos entre las vértebras se degeneran especialmente como consecuencia de las posturas de flexión mantenida y repetida. En una primera fase se forman grietas desde el interior hacia la parte externa entre los tabiques del anillo que envuelve y contiene el núcleo acuoso de cada disco. Entonces parte del material que rellena el núcleo se filtra entre las grietas y el disco pierde altura y capacidad de amortiguación. El disco aparece deshidratado en una resonancia.

Conforme se acumulan horas en posturas de flexión, las grietas se agrandan hasta que comienza a deformarse la parte más externa del anillo. En una resonancia a esa deformación se le denomina protrusión discal.

Finalmente, con el paso del tiempo, debido a la inestabilidad de la columna cervical, las grietas crecen y se multiplican hasta producir una gran deformación que puede comprimir los nervios en alrededor de la vértebras o la médula espinal. Esto se denomina una hernia discal.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Es importante mejorar la postura cervical asociada al uso de dispositivos móviles, tablets, etc, para prevenir la degeneración de la columna. Los ejercicios terapéuticos (método McKenzie, control motor) para estimular los músculos estabilizadores cervicales profundos han demostrado buenos resultados en las fases de degeneración inicial.

Cuando la degeneración es avanzada y el dolor no responde a los ejercicios, se recomienda la rehabilitación Medx mediante equipos de alta tecnología. En el Instituto de Columna disponen de estos equipos, que utilizan con sus pacientes, previa evaluación de la doctora Natasha Pugacheva, experta en Potenciación Muscular Selectiva.

Infórmate en:

www.institutodecolumna.com

Ctra. Ocaña, 65. Alicante

Fisioterapia de alta tecnología